¿Cómo ganar la batalla de la transformación digital?

A pesar de que la tecnología digital lleva irrumpiendo en los mercados y las organizaciones desde hace más de dos décadas, todavía existe una lucha para asumir e incorporar las transformaciones digitales.

En este sentido, el primer reto a afrontar es la interrupción. Efectivamente, la digitalización aporta nuevos y perturbadores modelos que compiten con los tradicionales, poniendo presión sobre el crecimiento y los beneficios. A medida que las organizaciones dan respuesta a este reto con su propias estrategias digitales, la investigación muestra que se desencadena una segunda ola de competencia que impacta muy negativamente sobre el crecimiento anual de los ingresos y de los beneficios de las organizaciones que fallan en responder al reto digital.

Un segundo desafío es que, incluso cuando las empresas inician transformaciones en respuesta a la competencia, los resultados a menudo son decepcionantes.

Actualmente las organizaciones utilizan 6 tipos de estrategia digital, pero ¿cuál es la mejor?

  1. Implementar una plataforma: Las empresas que se decantan por esta estrategia tratan de redefinir la cadena de valor de su sector para que tanto sus clientes como proveedores puedan interactuar de forma más directa y se beneficien de los efectos de crear una red. Este tipo de estrategia busca alterar de forma radical cómo el valor se distribuye en la cadena de valor. Accor y la apertura de su plataforma de reserva online a hoteles independientes es un buen ejemplo en este sentido.
  2. Crear una nueva oferta marginal: Algunas empresas aprovechan la tecnología digital para acceder a nuevas fuentes de suministro a un coste marginal. Esta estrategia a menudo, pero no siempre, se combina con la anteriormente mencionada. Un buen ejemplo es IKEA, que ofrece opciones de reventa “online” a sus clientes, lo que les permite vender productos usados a otros clientes.
  3. Desarrollar productos y servicios digitales: Algunas empresas se benefician de la tecnología para crear nuevos productos o servicios con funciones digitales, generalmente, para dar respuesta a una nueva demanda. Uno ejemplo es el cepillo de dientes Oral-B con Bluetooth de Procter & Gamble.
  4. Personalizar: Muchas organizaciones usan la tecnología digital para personalizar su productos o servicios con el objetivo de servir mejor a sus clientes actuales. El “paywall” para contenidos de noticias del New York Times, que permite a los lectores personalizar los artículos mediante listas y organizarlos en base a sus contenidos es un buen ejemplo.
  5. Usar canales digitales de distribución: La mayoría de empresas invierten en canales digitales de distribución en una intento de facilitar el acceso de los clientes a sus productos o servicios.
  6. Mejorar la eficiencia en costes: Muchas empresas utilizan la tecnología digital para ser más eficientes en costes, por lo general, mediante la automatización o el escalamiento de costes. En una época en la que la excelencia operacional parece ser la norma, esta estrategia responde más a objetivos de supervivencia que de creación ventajas competitivas.

Sin duda alguna, las empresas empresas con mayor éxito son las que utilizan, como mínimo, una de las 3 primeras estrategias mencionadas, por su carácter ofensivo, centrado en los nuevos productos o clientes. Desgraciadamente, hoy la mayoría de empresas está perdiendo por jugar a la defensiva. Asúmelo, jugar a la ofensiva es la única vía para ganar la batalla de la transformación digital.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: