Liderazgo, reputación y humildad

Acabo de leer un post muy interesante de Jeanine Prime y Elizabeth Salib en el Harvard Business Review en el que argumentan los motivos por los que la humildad, esta virtud que consiste en conocer las propias limitaciones y actuar de acuerdo a este conocimiento, es una de las características más buscadas hoy en la contratación de nuevos directivos.

Según las autoras, respaldadas por los datos obtenidos en varios estudios recientes como el realizado por Catalyst, la humildad es uno de los factores determinantes para lograr que el liderazgo sea eficaz a la hora de garantizar la inclusión, la innovación y el sentimiento de pertinencia entre los empleados.

En este sentido, el liderazgo bajo criterios de humildad implica ciertos comportamientos o actitudes como son la promoción del diálogo, la aceptación de la crítica y los errores, la delegación y el impulso del desarrollo y el aprendizaje individual, la capacidad de tomar riesgos personales por el bien común, así como el reconocimiento por la consecución de objetivos y resultados.

Dado que el liderazgo representa la capacidad de tomar la iniciativa, gestionar, motivar y ejercer una relación de influencia sobre la organización para conseguir cambios y resultados reales, lograr el reconocimiento indispensable u, o en otras palabras, la reputación favorable necesaria, no es una tarea fácil.

Efectivamente, dado que en la actualidad estamos en un momento en que las percepciones entorno al liderazgo están en horas bajas – y, muy especialmente, a nivel interno -, la humildad puede erigirse como uno de los principales instrumentos para lograr una mejor sintonía entre los directivos y sus empleados, así como un mayor equilibrio entre estos últimos.

Como apuntan las autoras, un líder humil no debe ser confundido con uno débil. Se necesita valor para poner en práctica la humildad a través de las vías apuntadas al inicio de este post. Asimismo, la tarea de equilibrar “humildad” y “dirección” no es nada sencillo. A pesar de ello, la humildad es una vía importante para mejorar la reputación interna de los líderes y, como explico en mi libro “Gestión de la Reputación Corporativa”, la mejora de las percepciones internas son determinantes para mejorar los resultados de la entidad.

Que lástima que este valor (o actitud) no suela ser un atributo recompensado en las organizaciones, en detrimento de lo que sucede con la autopromoción… y, es que la humildad permite aplicar aquella máxima que dice: no pongas a las personas en tu lugar, ponte tú en el lugar de las personas, lo cual quiere decir que así como trates a los otr@s, ell@s te tratarán a tí…

Comments
4 Responses to “Liderazgo, reputación y humildad”
  1. Daniel Caballero says:

    me encanta este artículo! deberían leerlo los directivos de muchas empresas. lamentablemente, la humildad destaca por su ausencia entre la mayoría de ellos, y coincido plenamente en que aquellos que saben ejercerla, no por impostura, sino por creencia, consiguen equipos mucho más motivados y comprometidos.

    el capitalismo, la sociedad individualista, y valores comunes de la gran mayoría de personas, fruto de generalmente una alta incultura y experiencia en la relación con personas (no empleados, sino personas) de distinta procedencia, carácter, nivel económico, etc.; no facilitan la existencia de un entorno adecuado para que dejemos de mirarnos el ombligo, y busquemos nuestra felicidad en la felicidad de los demás; tanto a nivel personal como profesional.

  2. Enric Bryson Mira says:

    Marta, leyendo tu post intuyo que la reflexión sobre algunos de los atributos que identifican la humildad y a su vez, pueden incidir en la reputación del líder y en el proceso de liderazgo deben ser, empresarialmente, muy provechosos. ¿Consideras que la personalización nominal de este conjunto de atributos positivos de la humildad podría impulsar el aprovechamiento de éste potencial infravalorado que la humildad representa?

    • Hola Enric, bajo mi punto de vista la personalización es importante desde la perspectiva que aporta autenticidad y credibilidad al liderazgo, pero según los datos de los estudios que indican las autoras hay unas prácticas comunes asociadas a la humilidad que aportan beneficios a nivel empresarial de forma contrastada. Entonces quizás la fórmula es interiorizar estas prácticas y tratar de aplicarlas de forma genuina… ¿cómo lo ves?

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] días, nuestras colaboradora Marta Carrió publicaba en su blog un interesante artículo en el que reflexionaba sobre conceptos relacionados con la necesidad de cuidar el liderazgo y la reputación en las empresas. Lo compartimos con vosotros hoy y esperamos vuestras impresiones en los […]



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: